Blog de comunidadaprendminppau

Organización social para la producción marco jurídico para financiamiento

Organizarse socio políticamente para producir y contar con un respaldo de leyes constitucionales orientadas a fortalecer y apoyar al sector productivo solo ocurre en tiempos de Revolución. Cuyo proceso innovador en Venezuela ha sido una experiencia significativa para el mundo durante la primera década del siglo XXI. La cual se encuentra en ejecución y construcción permanente con la ayuda del pueblo. Así lo sostiene la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV) en su Artículo 62: Todos los ciudadanos y ciudadanas tienen el derecho de participar libremente en los asuntos públicos, directamente o por medio de sus representantes elegidos o elegidas. La participación del pueblo en la formación, ejecución y control de la gestión pública es el medio necesario para lograr el protagonismo que garantice su completo desarrollo, tanto individual como colectivo. Es obligación del Estado y deber de la sociedad facilitar la generación de las condiciones más favorables para su práctica. En la República Bolivariana de Venezuela hay un conjunto de leyes revolucionarias que se han colocado en marcha desde el año 2000, con el nacimiento de la CRBV lo que ha permitido construir una estructura de leyes constituyentes al calor de un proceso popular participativo y protagónico. Estas herramientas de carácter humanista, social e incluyente son el planteamiento de un nuevo modelo económico que el Comandante Chávez denominó Modelo Productivo Socialista del Siglo XXI. Tomando como referencia al ser humano integral como actor fundamental en la sociedad y el protagonismo como elemento liberador. En el capítulo anterior hablábamos de la necesidad de la organización para un fin, en este caso político, social, económico en el ideario bolivariano se plantea la organización como un elemento de defensa a los intereses del pueblo, al mismo tiempo como elemento constructor de nuevos momentos en lo social y político. En al ámbito que nos compete acerca del marco jurídico, la organización social se plantea en la construcción de la V República que ejerza poder. Es decir, que la organización entra en una nueva fase más allá de encontrarse, unirse, debatir y planificarse como organización tiene la posibilidad constitucionalmente de hacer. Esta acción planteada por el Comandante Chávez que las organizaciones sociales puedan participar activamente en el desarrollo nacional es producto de una desigualdad que heredó de los gobiernos de la IV República. Luego de ganar las elecciones, recorriendo nuestro pueblo se da cuenta que es difícil con el viejo Estado recomponer tanta asimetría social. Según la revista Curso de Formación Socio Política Realidad Social de Venezuela en el periodo de 1979 y 1986 más del 70% de los venezolanos y casi la totalidad de la población agrícola vive en condiciones de subalimentación; la mitad de los niños del país presentan algún grado de desnutrición debido a que de cada dos venezolanos en edad de trabajo uno está desempleado o subempleado, 2 de cada 3 venezolanos ocupado en actividad no agrícola y la casi totalidad de los ocupados en actividad no agrícola y los casi totalidad totalidad de los ocupados en actividad agrícola perciben ingresos mensuales inferiores al salario mínimo de subsistencia casi una cuarta parte de los venezolanos son analfabetas y más de un niño de cada cinco esta marginado del sistema educativo 1 de cada 3 alcanza terminar la educación primaria mientras que en el medio rural más de la mitad de los niños se inscribe en el primer grado y uno de dos termina la primaria la mitad de la población vive en rancho o no posee vivienda no dispone de estructura adecuada. La mitad de los venezolanos vive al margen de los beneficios económicos. Es por ello, la necesidad de darle un viraje al modelo económico planteado en décadas anteriores, se plantea que el pueblo organizado junto al gobierno pueda llevar adelante una Revolución profundamente socialista. Finalizando los años noventa, los niveles de desigualdad de nuestro pueblo eran de los más altos del mundo, los servicios básicos eran muy escasos o casi inexistentes, el aparato burocrático del Estado no estaba en sintonía con las necesidades e intereses del pueblo, es por ello que surge la posibilidad de depositar todo el poder en el pueblo, cuyo principio es chavista. Surge así un conjunto de leyes revolucionarias para el cambio total de época que vivía la sociedad venezolana. Se crean las siguientes leyes: Ley orgánica de los Consejos Comunales Ley orgánica del Poder Popular Ley orgánica del Sistema Económico Comunal Ley orgánica del Consejo Federal de Gobierno Ley orgánica de Planificación Pública y Popular El Poder Popular 2006 y la producción Con la puesta en marcha de este conjunto de leyes se plantea un reto: construir el Poder Popular tomando en consideración la avanzada de los primeros años de organización y acumulación de experiencias al calor del pueblo. Ya en esta etapa se plantea que las nuevas organizaciones asuman tareas que anteriormente las tutoreaba el Estado y nace una herramienta muy importante; la Ley de transferencias para el Poder Popular: Que significa colocar a disposición de las organizaciones del Poder Popular para su administración espacios como empresas, unidades de producción, entre otros bajo forma de Empresas de propiedad social directa comunal (Epsdc) Empresas de producción social (Eps) y empresas de propiedad social. Es decir, comienza una etapa de nuevos mecanismos como financiamientos para la producción de siembra, transformación de materia prima, entre otros. Ley De Los Consejos Comunales Objeto Articulo 1 La presente ley tiene por objeto regular la constitución, conformación, organización como una instancia de participación para el ejercicio directo de soberanía popular y su relación con los órganos y entes del poder público para la formulación, ejecución, control y evaluación de las políticas públicas, así como los planes y proyectos vinculados al desarrollo comunitario. Ley orgánica del Sistema Económico Comunal Articulo 1 La presente Ley tiene por objeto desarrollar y fortalecer el Poder Popular estableciendo las normas, principios y procedimientos para la creación, funcionamiento y desarrollo del Sistema Económico Comunal, integrado por organizaciones socioproductivas bajo régimen de propiedad social comunal, impulsadas por las instancia del Poder Popular, el poder público o por acuerdo entre ambos para la producción, distribución, intercambio y consumo de bienes y servicios, así como; de saberes y conocimiento para satisfacer las necesidades colectivas y reinvertir socialmente el excedente mediante una planificación estratégica, democrática y participativa. Ambos artículos de leyes constituyentes demuestran la importancia del marco jurídico del incipiente papel protagónico del pueblo constructor de patria. A su vez en el marco de un proceso de organización liberador donde el pueblo se hace partícipe y se convierte en sujeto (sujeto o en un todo) Un ejemplo interesante de la capacidad de hacer desde la organización son los aportes del Poder Popular en la construcción de viviendas, tributando en la meta cumplida de edificar en 6 años 2 millones de viviendas. Cabe destacar que estas viviendas fueron construidas en parcelas aisladas y han surgido nuevas organizaciones sociales como: comunas, consejos comunales, comenzaron bajo un proceso de organización, luego se convirtieron en herramienta de la nueva estructura del Estado comunal. Y más adelante con la llegada del financiamiento en un actor económico social y con la concreción de la obra social como instrumento liberador por el buen vivir del pueblo. Sobre la gestión y la autogestión Ha sido todo un reto para las nuevas organizaciones del Poder Popular, ya que es un proceso que está en plena construcción en medio de la diversidad de ideas y en una sociedad polarizada políticamente. Sin embargo, hemos visto ejercicios de autogobierno bien interesantes. Ejemplo: Agropecuaria Miramar, café y picacho ubicada en el municipio Tulio Febres Cordero, parroquia San Cristóbal de Torondoy, estado Mérida. En esta experiencia tuvimos la oportunidad de conocer y garantizar la transferencia económica correspondiente. Podemos comentar lo siguiente para ilustrar un poco del ejercicio económico y de autogobierno comunal como cosecha de la organización social para la producción: Agropecuaria Miramar, café y picacho se encuentra conformada por 12 hectáreas, siendo la unidad de producción que fue ocupada por el Estado en el año 2009 según Decreto número 6.941 publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 39.270 de fecha 23 de septiembre de ese año, cabe destacar que se encontraba con niveles de producción por debajo de lo estimado además sus dueños explotaban a los trabajadores donde los mismos no tenían beneficios sociales establecidos en la Ley, tenía la agropecuaria que era la forma jurídica un espacio de arrime de café comprándoselo a los campesinos por debajo del precio de esta manera explotando a los pequeños y medianos caficultores de la zona. Con el Decreto de ocupación y compra de la unidad de producción por parte de la Corporación Venezolana de Alimento (CVA) comienza un proceso de consolidación de una empresa de propiedad social, constituida por campesinos y antiguos trabajadores de la Sociedad Mercantil Agropecuaria Miramar, C.A. Es a partir de la conformación de la EPS que esta empresa comienza a dar sus primeros pasos bajo un acompañamiento del Estado más tarde en el año 2012 el Fondo para El Desarrollo Agrario Socialista (Fondas) asume la responsabilidad de financiar la EPS para el levante de la producción de café, cambur, naranja, yuca y potenciar la torrefactora con el nacimiento de la Comuna San Cristóbal de Torondoy entre los años 2013 y 2016 y bajo la agrupación de un conjunto de consejos comunales surge la propuesta enmarcado en la Ley de Desarrollo de la Economía Comunal de transferir la unidad de producción a la comunidad contemplando la tierra, la infraestructura y el personal contratado para que sea administrada y tutorada por la comuna. Para ese momento la unidad de producción se encontraba en pleno desarrollo con reserva de café y cosechando cambur en capacidad de arrime. Momento de resistencia por personas ajenas al proceso de construcción de la propiedad social que se negaban a establecer la unidad de producción en manos del pueblo luego de un proceso de debate y asambleas para legitimar el decreto de transferencia firmado entre el Fondo de Desarrollo Agrario y la Comuna San Cristóbal de Torondoy se realiza el proceso de transferencia cumpliendo con la Ley de desarrollo de la economía comunal y la Ley de transferencia al Poder Popular. Actualmente la producción es distribuida por la empresa de propiedad social gran comunal de transporte por medio de los mercados a cielo abierto que lleva adelante el movimiento de comuneros nacional orientado por vocerías electas directamente por el pueblo organizado. Hasta la fecha esta unidad de producción se encuentra operativa administrada por la comuna y los patriotas que se encuentran al frente de la empresa. Este ejemplo nos ilustra que lo que fue impensable en los gobiernos de la IV República hoy en tiempos de Revolución se ha materializado con las leyes donde el pueblo es protagonista bajo un proceso de construcción colectiva entre aciertos y desaciertos. Un proceso que aún está en construcción colectiva Acerca de los planteamientos expuestos su mentor, comentaba lo siguiente: “El planeta está siendo dirigido rumbo a la destrucción, el sistema capitalista no tiene piedad y arrasa en su paso hasta con la dignidad de la gente. Este dejó de ser un mero sistema político económico para convertirse en un sistema depredador. Los ecologistas afirman que el sistema capitalista actual no es sostenible, está acabando con los recursos naturales del planeta de los cuales muchos no son renovables. Por lo tanto, podemos afirmar que este Sistema es el responsable entre otros males que aquejan a la humanidad, del cambio climático. Hay una contraparte que debe imponerse para hacer más liviana esa carga al planeta: El Socialismo”. Hugo Chávez Conclusión En la actualidad nuestro modelo planteado y brevemente expuesto en el presente capitulo sufre una envestida de las corrientes económicas nacionales e internacionales tratando de hacer ver que no es viable y que fracasó. Mientras tenemos serias dificultades para acceder a materia prima y tecnologías nuestro pueblo organizado se levanta con dignidad en mantener y fortalecer el sistema que hemos venido construyendo. Podemos decir que en el tema agrícola hay dificultades con algunos rubros para garantizar los niveles de producción óptimos que amerita el país pero en el caso de los andes venezolanos hemos mantenido el ritmo de hortalizas raíces y tubérculos donde el arrime de producción abastece el consumo nacional. En el presente hemos planteado activar con mayor fuerza la P de producción de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) hay una experiencia que se está desarrollando en los nuevos urbanismos de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMMV). Ejemplo en Mérida municipio Campo Elías, parroquia matriz sector El Cobre, urbanismo Chávez Vive, espacio productivo 1 Ha. donde en abril de 2018 se cosechó 800 kgs. de caraota propiciado por el Clap y acompañado por los técnicos de la Fundación Ciara garantizando el acompañamiento técnico con recursos propios y una transferencia de herramientas del Ministerio del Poder Popular para la Agricultura Urbana, tomando el principio chavista: “Solo el pueblo salva el pueblo”. Gómez Abrahán CI: 16066611 Comunidad de aprendizaje MINPPAU

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: